Desde el día del compromiso entre el príncipe Harry y la ahora duquesa de Sussex que esperábamos este gran día con mucha expectativa, imaginando cómo sería la gran boda real, el vestido de la novia e incluso, debido a toda la polémica familiar a Meghan, con quien entraría la novia para llegar al altar.

Quizás no estuvo presente en cuerpo, pero en espíritu, Diana Spencer fue parte del matrimonio de su hijo Harry, quien se encargó de honrarla de diversas formas. 

Harry y Meghan eligieron rosas blancas, las favoritas de Diana, hicieron un giño a ella con el carruaje que eligieron, y además, dejaron un asiento vacío al lado de William, el que ella habría ocupado si siguiera con vida. 

Oprah Winfrey 

Idris Elba

James Blunt 

Amal y George Clooney

El pequeño Louis que apenas tiene unas semanas fue dejado en casa, pero el Príncipe George y la Princesa Charlotte fueron parte de la boda de su tío Harry junto a Meghan Markle, y se robaron la atención. 

Hay algunos que terminan con sus parejas, y no saben nunca más de ellos, pero hay otros, que siguen siendo amigos de sus ex sin problema. A este grupo pertenece el Príncipe Harry, que invitó a dos de sus ex novias a la boda real. 

Era la boda del año. El Príncipe Harry llegó al altar con Meghan Markle, y los ojos del mundo entero estaban sobre la familia real, y sobre Kate Middleton, que ya es un referente de moda. 

Pero la elección de la Duquesa de Cambridge dejó muchas dudas entre los expertos. Porque Kate eligó un traje Alexander McQueen que ya había usado antes dos veces; para el cumpleaños número 90 de la Reina IsabeL y para el bautizo de Charlotte. 

El día más esperado para los fans de la Monarquía Inglesa llegó. La boda real se llevó a cabo y el Príncipe Harry y Meghan Markle dieron el "sí" para toda la vida. 

Todos miraban atentos cada cosa que sucedía en la emocioante ceremonia, pero la mayoría no logró entender las palabras que casi en secreto, Harry le susurró a Meghan. 

El príncipe Harry de Inglaterra y la estadounidense Meghan Markle se casaron este sábado en Windsor, en una iglesia de San Jorge llena de celebridades y con miles y miles de personas esperándolos en las calles.

¡Por fin llegó el día! Meghan Markle y el Príncipe Harry llegaron a Windsor para dar el sí, ante la mirada expectante del mundo entero. 

Tras varias polémicas, finalmente fue su madre quien la acompañó en el auto hasta la iglesia. 

También te puede interesar

Páginas